Un ¡WOW! para SOCIAL MEDIA CAMP

73279_644864758877122_1569628863_n

Mi particular “storytelling” de
Social Media Camp

Todo comienza a partir de un mensaje de Facebook que me envia mi amiga y compañera Cristina Rodrigo diciéndome:

–¿Sabes que en octubre se va a celebrar un encuentro de Social Media en el mismo lugar donde se hizo el Weberyday y que lo organiza Amel Fernández? ¿Te apuntas conmigo?

Debo decir que en el mes de junio tuve la gran suerte de asistir con varios de compañeros de Aula CM, y ahora grandes amigos como @Socabu  @Loreilain  @EnriqueGLlamas  @CrisRodrigo18 a otro evento relacionado con las redes sociales y la experiencia fue para mí, más que satisfactoria, de ¡matrícula de honor! Así que mis expectativas eran ya bastante elevadas.

Sigue leyendo

“INSPIRATION DAY 2013” O LA MAGIA DE COMPARTIR EMOCIONES

Así lo vivimos los que asistimos.

¡Inspiration everyday!

womenalia-logo¡Inspiration everyday! –exclamó María Escario– maestra de ceremonias del #InspirationDay 2013. Esta magnífica frase sintetiza lo que  fue este esperado encuentro organizado por Womenalia, que da cita a mujeres y hombres directivos, profesionales, empresarios y emprendedores.

El lugar escogido para hacer realidad este encuentro, el Circo Price, representa muy bien lo que allí vivimos todos de manera intensa y en primera persona. Un carrusel de emociones y sensaciones que nos hicieron disfrutar como niños, de un día en el circo. Expectación, ilusiones, sorpresas, entusiasmo, animación, sonrisas, carcajadas, nudos en la garganta… para provocar en nosotros una reflexión, frente al crítico momento que nos está tocando vivir. Emociones que pretenden despertar, convencer, motivar, reinventar, confiar, intentar, emprender.

Sigue leyendo

WEBERY DAY “EL DÍA DESPUÉS”

Webery Day, 8 de junio en Madrid

weberyday¡Qué exitazo el del sábado! Tengo que reconocerlo. Si tenía algún recelo de que este evento #weberyday me fuera a defraudar, por ciertos detalles que ya comenté en el anterior post, nada más lejos de mis sospechas. Ha superado con creces todas mis expectativas. Puntualidad a la hora de hacer su exposición cada ponente, buen ritmo entre las ponencias, buena organización, buena sonorización y equipo técnico… En fin, todo un acierto.
Pero, sin duda, lo mejor fue poder escuchar a expertos en social media que derrochan conocimiento y contagian optimismo mientras lo cuentan. Me tuvieron atenta de principio a fin, y tiene mérito mantener vivo el nivel de interés durante más de ocho horas y ¡no digamos si es un sábado…!

WEBERY DAY “EL DÍA ANTES”

A vísperas del Webery Day

¡Se acerca el gran día! Ya estamos a vísperas del Webery Day Social Media, unas jornadas que vienen precedidas de bastantes incidencias en la venta de entradas. Un sistema utilizado para la ocasión que resulta, bajo mi punto de vista, de lo más injusto y que ha derivado en caos, algo que han reconocido y comentado los propios organizadores ampliamante en su blog, cosa que les honra.

CHULETA DEL PROGRAMA Y SUS PONENTES

carlos_bravoCómo convertirte en un superblogger

9:30-10:30h | Carlos Bravo

pedroClaves para exprimir Linkedin al máximo

10:30 -11:30h | Pedro de Vicente

Sigue leyendo

Oporto, ciudad trampantojo

IMG_20150320_000956

Hace tiempo que quería escribir sobre la ciudad de Oporto. No veía nunca el momento adecuado, hasta que me he visto en una situación que “me sugería hacerlo”.

He recordado ese viaje que, como tantas veces uno planea, –y en este caso, no sé por qué– sin llevar muchas expectativas de lo que me podía encontrar. Quizás sea por eso que mi sensación de satisfacción ha sido plenamente superada.

Paseando por sus empinadas rúas, contemplando sus escaparates y espaciosos establecimientos, Oporto te confirma, a cada paso, ese dicho de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. A mi mente llegaban continuamente flashbacks de esa infancia donde la prestancia de los tejidos, la artesanía delicada y la buena manufactura eran de práctica habitual.

Oporto es una ciudad que te secuestra del presente y te sube a su máquina del tiempo para viajar al pasado y mostrarte lo mejor de otras épocas.

image

Si eres un nostálgico, quizás un hipster al que le gusta todo lo retro con un punto decadente, no dejes de visitar este lugar. Pensarás que el origen del término vintage lo tuvieron que acuñar aquí. ¡No es para menos!

image

Pero no os voy a hablar de sus rúas y tranvías, de su atmósfera tan húmeda, ni de su lengua que te sesea y te susurra… Voy a centrarme en aspectos más mundanos, al fin y al cabo tan humanos como son los placeres del “buen yantar”.

image

Oporto gastronómico

Si nos ceñimos al título, “ciudad trampantojo” sería una ciudad que parece algo que no es. Parece antigua, parece anclada en otro siglo y otras costumbres. Y sin embargo es cosmopolita y moderna, a la altura de cualquier otra ciudad europea en cuanto a la calidad de su oferta para el visitante. Y no digamos de la gastronómica.

Que ya lo dicen los cánones:

Todo turista que se precie debe probar las viandas que cada lugar le ofrece.

En realidad, no sé si lo dicen los cánones, pero lo de catar “nuevos caldos” era cosa obligada. Y no sólo caldos o líquidos espirituosos…, también sólidos que, además de alimentar el alma, llenaron y saciaron nuestros estómagos.

Lo bueno de estar rodeado por un río, –nunca pensé que tuviera semejante anchura y caudal–, es saber que el Atlántico o el propio Duero nos iban a bendecir con unos sabrosos peces. Sería un pecado viajar a cualquier rincón portugués y no degustar alguno de sus pescados. Y no me estoy refiriendo únicamente a ese bacalao a las brasas, con su cebollita y perejil, que nos sirvieron en el barrio de Matosinhos.

image

También esas sardinas fresquísimas plateadas o esa sepia doradita a la parrilla que nos sirvieron, para goce de nuestros paladares, en el Restaurante Tito II de la Rua Heróis de França 279, 4450-000 Matosinhos, Portugal. Tel.: +351 22 938 0692.
Una referencia culinaria de este barrio marítimo y porteño, al que sin duda volveré.

image

image

Si habeis viajado alguna vez a Portugal, seguro que os habreis percatado de la generosidad en sus platos, siempre acompañados de ese arroz blanco o esas patatas cocidas con verduras, como el brócoli o las judías verdes. Personalmente, creo que es todo un acierto y una lección de salud. De saber presentar un plato con una guarnición sana sin necesidad de añadir más calorías.

Ahora que estoy en Oporto y no me oyen en Madrid…
¡creo que hay que declarar la guerra a las patatas fritas!

¡Una de trampantojos!

Pero en este homenaje que hicimos a la pesca de agua dulce, no hubo arroz blanco ni verduritas. ¡Sólo proteínas! Y pensamos que, ya puestos, estaría bien pedir unos “choricitos” que, desde la mesa de al lado, nos habían dicho “cómeme” y puesto los dientes largos. Cuando nos los sirvieron, nuestra cara fue todo un poema. No eran precisamente aquéllos, tan pequeñitos y jugosos. ¡Vaya metedura de pata! Era como una herradura, pero no era un chorizo, ¡sino una croqueta gigante! Y ¿de qué iba rellena? Esto sí que fue lo mejor: ¡¡¡de chorizo!!!

image

Si esto no es rizar el rizo en cuestión de trampantojos, que se lo digan a David, ganador de la 2ª edición de Top Chef.

Esta fue la anécdota que quería contaros de aquella cena en la costa de Matosinhos. Nos reímos todos mucho y cuando ya creíamos que el “tema trampantojo” se había agotado, aparece nuestro camarero con el plato de los “choricitos” que habíamos deseado tanto. ¡Y cual fue nuestra sorpresa al verlos de cerca! ¡¡¡los choricitos no eran tales!! Nuestra vista nos había jugado una mala pasada. En realidad, eran patatas pequeñitas muy parecidas a las “papas canarias arrugás”

image

Al final, ¡¡¡sí que hubo guarnición!!!, sólo que con una pequeña trampa;)